En Argentina y Venezuela las ‘stablecoins’ funcionan como escape a la inflación

En Venezuela, el 34% de las transacciones minoristas se hacen a través de criptomonedas.
Las monedas estables o ‘stablecoins’ parecen calar de manera perfecta en economías en apuros. Así lo demuestra el estudio de adopción mundial cripto de Chainalyisis para este 2022. La compañía muestra que, tanto en Argentina como en Venezuela, dos de las naciones con mayor índice de inflación a nivel mundial, las monedas estables son un buen aliado para las personas que buscan resguardarse de la devaluación de sus monedas nacionales.
Estas naciones se enfrentan a tasas de inflación interanual del 114% y el 79%, respectivamente, lo que significa que sus monedas han perdido más de la mitad su valor en los últimos 6 meses.

Caso Venezuela

En el caso de Venezuela, su moneda nacional, el Bolívar, se ha depreciado más del 100.000% desde diciembre de 2014 a septiembre de 2022. Por cuenta de esto, Venezuela es uno de los países con mayor adopción de criptomonedas en todo el mundo.
Según Chainalysis, de haber sido posible acceder a los datos del país este año, ellos calculan que la nación hubiera ocupado el puesto 11 en adopción cripto a nivel mundial.

“Utilizamos la estimación del Banco Mundial de 2014 como aproximación. Bajo esa perspectiva, Venezuela ocuparía el 11º en la clasificación general. Dada la fuerte caída de Venezuela en los ocho años posteriores y la creciente adopción de criptomonedas, podría ocupar un puesto más alto.”

Gracias al resguardo que brinda las monedas estables a la devaluación de una moneda local, en Venezuela las transacciones con este tipo de activos viene en aumento. Chainalysis muestra que durante este año se han tranzado un total 37.400 millones de dólares, un 32% más que lo registrado en el mismo periodo de tiempo del año pasado.

Nota relacionada: Resguardo de valor, envío de remesas e inversión, los usos que más les dan los colombianos a las criptomonedas

Otro dato que refuerza la magnitud e importancia de las monedas estables para la economía de los venezolanos es que, el 34% de las operaciones minoristas en ese país se llevaron a cabo mediante ‘stablecoins’. Un índice que muestra el uso cotidiano que le dan las personas a las criptomonedas.

“Esto se alinea bien con la tesis del almacenamiento de valor que está detrás de la adopción popular de las criptomonedas en Venezuela.”

puntualiza el informe.
Además, esta precariedad económica también explica que en Venezuela exista la segunda mayor comunidad de Axie Infinity, el juego NFT más popular del planeta, solo por detrás de Filipinas, . Según el informe, esos juegos han ayudado a producir brevemente “rendimientos económicos que superan el salario mínimo mensual de Venezuela.”.

Caso Argentina

El otro caso en el punto de mira para la firma, es el de Argentina. La nación austral históricamente ha presentado un problema de inflación en gran parte de los siglos XX y XXI. Durante la crisis de la deuda latinoamericana de los años 80, cuando el conflicto era especialmente agudo, la tasa de inflación de Argentina superó brevemente el 3.000%.
Por tal motivo, explica Rodolfo Andragnes, fundador de la ONG Bitcoin Argentina, “los argentinos se han acostumbrado a comprar dólares estadounidenses y guardarlos literalmente de dólares y guardarlos bajo el colchón». También es la razón por la que casi todas las compras de alto nivel se pagan en dólares. «Para comprar una casa, vas con 400.000 dólares físicos y pagas la casa. No hay préstamos a 30 años ni nada parecido».

Nota relacionada: “Colombia está más interesada en la regulación tributaria que en una regulación integral cripto”: la comunidad reacciona a las disposiciones tributarias de la Dian

No obstante, para frenar la inflación, el gobierno argentino ha impuesto estrictos controles de capital que dificultan la acumulación de ahorros. Los ciudadanos con cuentas bancarias sólo pueden cambiar suficientes pesos al tipo de cambio oficial – 140 pesos por dólar- para ahorrar 200 dólares al mes.
Y en el mercado negro, donde los habitantes pueden cambiar sin límite, el cambio es de unos 270 pesos por dólar. Esto ha obligado a muchos argentinos a ser creativos a la hora de ahorrar.
Es acá cuando entran en juego las stablecoins, una solución popular que brinda economía y acceso ilimitado.
«psicológicamente, los argentinos utilizan las criptomonedas por seguridad», dice Sebastián Serrano, director general del Exchange argentino Ripio. «Por eso se ve tanto uso de stablecoins, porque es una buena alternativa digital para almacenar dólares físicos dólares».
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email