Genesis se declara en bancarrota ¿Se avecina otra tormenta para el mercado cripto?

Directivos del criptoprestamista aseguran que la caída de FTX y Three Arrows Capital fueron los detonantes de este nuevo desplome en el sector cripto
El problemático prestamista de criptomonedas, Genesis Global Capital, solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11, uniéndose a la larga lista de los actores cripto desaparecidos del mercado.
Según Genesis, el colapso de FTX a finales de 2022 fue la gota que colmó el vaso, que a principios de ese año supuestamente también sufrió pérdidas de varios cientos de millones de dólares debido a su exposición al fallido fondo de cobertura de criptomonedas Three Arrows Capital.
Genesis Global Holdco, LLC y sus filiales Genesis Asia Pacific Pte. Ltd y Genesis Global Capital, LLC presentaron un trío de peticiones voluntarias ante el tribunal de quiebras. Las tres pertenecen a Digital Currency Group, que también es propietaria de CoinDesk.
En su solicitud, Genesis Global Capital, la empresa asociada al extinto programa Earn de Gemini, estimó más de 100.000 acreedores y entre 1.000 y 10.000 millones de dólares en pasivos, así como en activos. Las otras dos entidades estimaron sus activos y pasivos en unos 100 y 500 millones de dólares, respectivamente.
Poco después, de que también FTX se declara en bancarrota, Genesis se vio obligada a suspender el retiro de los fondos de sus clientes, hecho que perjudico a los clientes del Exchange de criptomonedas Gemini. Dado que meses atrás, Gemini y Genesis se aliaron para ofrecer un programa de rendimientos llamado Earn, de acceso para los clientes de la bolsa de intercambio.
Este hecho, embarco a los directivos de Genesis y Gemini en una batalla pública. A través de Twitter, Cameron Winklevoss, cofundador de Gemini amenazo con demandar a Barry Silbert, CEO de Digital Currency Group, para que se hiciera cargo de la deuda de 900 millones de dólares que tiene el criptoprestamista con sus acreedores.
Winklevoss, de igual forma también solicitó a través de una carta abierta, la destitución de Silbert, al expresar que no lo cree una persona idónea para cumplir las exigencias de sus compañías.
La quiebra «es un paso crucial para que podamos recuperar sus activos», tuiteó Cameron Winklevoss, de Gemini, poco después de que se anunciara la presentación este 20 de enero.
En su declaración, Genesis Global Capital afirma que espera que el proceso de reestructuración deje dinero para pagar a los acreedores no garantizados, un grupo que puede ser eliminado en caso de quiebra si la situación es extremadamente grave.

Una amenaza para el mercado

Esta nueva declaración de quiebra en el sector, amenaza con cortar la racha alcista que vive la industria en estos momentos, en donde Bitcoin ha ascendido en un 30% su valor y ha alcanzado picos altos por encima de los 21.000 dólares.
Las implicaciones de la caída de Genesis podrían ser mayores, dado que Genesis y el criptobanco Grayscale, comparten la misma empresa matriz en DCG.
Grayscale gestiona Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), que cuenta con más de 10.000 millones de dólares en activos gestionados y a finales del año pasado cotizaba con un descuento récord sobre el valor neto de los activos, aunque ese descuento se ha reducido recientemente. El mercado teme que las repercusiones de la quiebra de Genesis lleven de algún modo a la liquidación de las más de 600.000 bitcoins que posee Grayscale.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email