Jonh Ray, nuevo CEO de FTX, condena la gestión de SBF durante su mandato, a la que califica de desordenada e irresponsable

Ray, un especialista en reestructuración y quiebras, ha encontrado que el Exchange parece haber tenido un escaso respeto por las normas corporativas.
Jonh Ray III, nuevo director ejecutivo de FTX, es un experto en quiebras. El abogado supervisó previamente la quiebra de la firma energética Enron Corp por 23.000 millones de dólares y tiene la reputación de impulsar la recuperación de los acreedores. 
Su experiencia lo respalda y lo convierte en una persona con el perfil adecuado para hacer frente a uno de los retos más grandes de su carrera.
En solo unos pocos días, Ray ha tratado de desenredar todo el problema causado por la caída del Exchange. En su análisis, Ray ha podido encontrar un complejo lío de decenas de empresas que parecen haber tenido escaso respeto por las normas corporativas.
Los métodos de liderazgo de SBF, aclamados en algún momento por muchos, ahora se encuentran bajo la lupa de uno de los mayores expertos en quiebra de los Estados Unidos.

Nota relacionada: Liquidadores de FTX denuncian “fraude grave y mala gestión” del Exchange

Ray lanza una dura crítica a la gestión de SBF y su equipo ejecutivo, asegurando que FTX «no mantuvo los libros y registros adecuados ni los controles de seguridad» para sus activos digitales, utilizó cuentas de correo electrónico compartidas no seguras para acceder a las claves privadas y, a día de hoy, no puede proporcionar una lista de las personas que trabajaban para la empresa a fecha del 11 de noviembre.
Ray también criticó el uso de programas informáticos para ocultar el «mal uso de los fondos corporativos», la falta de conciliación diaria de las posiciones de la cadena de bloques y la ausencia de una gobernanza independiente entre Alameda y el grupo de empresas que incluye a FTX.com. 

Un desorden total

Tal parece, según lo encontrado por Ray, que la gestión de los activos de FTX era un desastre total.
En las Bahamas, el equipo corporativo del FTX Group utilizó el dinero de los inversores y clientes  “para comprar casas y otros artículos personales para los empleados y asesores», y los fondos se transfirieron al personal personalmente sin que quedara constancia de que tuvieran que devolver ningún préstamo, dijo.
Esta serie de situaciones han desencadenado una disputa entre el actual CEO de la compañía y su fundador y ex líder SBF. Ray, asegura que en todo su recorrido no ha visto un “caso del capítulo” de la ley de quiebras de los Estados Unidos con precedente alguno o similar a lo que está sucediendo con FTX.

«En términos de la celebridad del Sr. Bankman-Fried, su estilo de liderazgo poco convencional, su incesante y perturbador tuiteo desde la Fecha de Petición, y la casi completa falta de registros corporativos confiables, estos Casos del Capítulo 11 no tienen precedentes.»

El hombre indicado 

Ray no es ajeno a las reestructuraciones de alto perfil y es quizás mejor conocido por su trabajo en Enron, que se declaró en bancarrota en 2001 en medio de revelaciones de corrupción y fraude contable generalizado.
Sirviendo como CEO de Enron a lo largo de sus años de bancarrota, el trabajo de Ray resultó en importantes acuerdos con bancos acusados ​​de ayudar a Enron a engañar a los inversores, incluido un acuerdo de $ 1.66 mil millones con Citigroup en 2008.
Mark Lichtenstein, un abogado que trabajó en la quiebra de Enron, vio muchos paralelismos entre FTX y ese caso.
“Tienes una crisis, similar a Enron, una especie de corrida bancaria”, dijo Lichtenstein. “Tenía la calma y la seriedad para entrar en una tormenta de fuego”.
Ray también trabajó como ejecutivo de reestructuración de la empresa de telecomunicaciones Nortel Networks, el operador de buques cisterna Overseas Shipholding Group, el proveedor de piezas de Apple (NASDAQ: AAPL ), GT Technologies, el fabricante de ropa interior Fruit of the Loom y la empresa de cámaras Polaroid. Corporación.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email