¿La aversión al riesgo en 2023 terminará con las criptomonedas?

Los criptoactivos cierran un año lleno de dramas y tragedias. Bitcoin, la principal criptomoneda del mercado, ha perdido más de un 70% de su valor a lo largo de todo el ciclo calendario.
La crisis generalizada de las criptomonedas y los contratiempos que ha vivido Bitcoin durante todo el 2022 han sido un ‘knock out’ para el activo.
Fue un año amargo para las criptomonedas, en el que colapsó el intercambio de mayor reputación e implosionó también una de las criptomonedas estables más grandes. 
Binance y tether ahora son los adultos en la sala. Y eso sin mencionar la rentabilidad por almacenar criptomonedas. Sin embargo, el bitcoin, el más antiguo del criptoespacio, todavía se encuentra por encima de los US$16.000. ¿Dónde terminará el próximo año?

Lo que se viene 

El 2023 llega en medio de un panorama de incertidumbre para el mercado, que se encuentra en una encrucijada histórica por consolidar su tecnología y mostrar al mundo el verdadero valor de su propuesta disruptiva.
Ahora, las predicciones para el próximo año no son esperanzadoras. La crisis se podría prolongar y la comunidad es consciente de ello. Los demonios de la recesión acechan a Bitcoin y las criptomonedas y el criptoinvierno no parece próximo a terminar.
La confianza hacia las cripto se encuentra quebrantadam. El caso FTX fue un golpe psicológico para las criptomonedas.
Partiendo de esta idea, para David Saavedra, CEO y desarrollador de Hash Trust, empresa de desarrollo web3 colombiana, para el 2023 es vital recuperar el enfoque disruptivo de las criptomonedas para dejar de lado los aspectos netamente económicos y de consumo. Es decir, recuperar “el entendimiento de las criptomonedas como un desarrollo tecnológico”.

“Es necesario que recuperemos el entendimiento de las criptomonedas como un desarrollo tecnológico, contrario al casino mundial en que se ha ido convirtiendo el ecosistema. De esa manera, el espíritu crítico frente a las instituciones centralizadas podrá agudizarse generando usuarios más responsables.”

Es así como Saavedra expresa que para sobrevivir, el mercado debe redefinir sus prioridades, tanto para los inversores como empresas. Ciclos de crisis como el actual, puede ser la oportunidad ideal para el “fortalecimiento de referentes globales de una tecnología en específico”.
Además, agregó que esta puede ser el momento de que otras regiones del mundo se consoliden, con propuestas distintas, direccionadas hacia la transformación de realidades y con un enfoque más tecnológico que financiero. Latinoamérica podría ser el futuro de la industria:

“Considero que esta es una ocasión para regiones como LATAM de construir productos que puedan competir con los principales líderes de la industria a través de la creación de productos y tecnología que no se apalanque en flujos excesivos de capital propios de mercados alcistas y que por el contrario resuelvan problemas reales, agregando valor a la sociedad.”

Para este 2023, es importante proteger la tecnología. En última instancia Saavedra hace un llamado a recordar el real valor de Bitcoin y las criptomonedas, es el momento preciso “para reafirmar la convicción de quienes encuentran en Blockchain una tecnología disruptiva y radicalmente transformadora más allá del precio asociado al mismo.”

Nota relacionada: Usuarios de FTX Japón recibirán sus fondos de vuelta para febrero de 2023

SOLANA: Un año para el olvido

Saliendo del panorama de Bitcoin y en medio de la crisis dramática de las criptomonedas: solana y su criptomoneda nativa SOL han vivido un año para el olvido. La moneda del ecosistema ha perdido el 97% de su precio desde su máximo histórico de 260 dólares en noviembre de 2021 a un precio alrededor de los 10 dólares. 
El gran ‘talón de aquiles’ de Solana es su seguridad, la red ha sido hackeada en diversas oportunidades al punto en que se decidió suspender su uso en varios exchanges de todo el mundo. Hecho que ha puesto en duda la viabilidad del ecosistema.
Solana, es un ecosistema Blockchain de capa 1 (Layer 1) el cual como objetivo central tiene competir con la red Etherium para la utilización de su sistema en la creación de nuevas Apps descentralizadas.
El ecosistema busca impulsar a las aplicaciones de nueva generación a conseguir una mayor escalabilidad y a hacerlas accesibles para todo el mundo. Su principal diferencial es que la forma de validar bloques de la cadena no requiere la participación de todos los validadores, sino que cada uno de ellos cuenta con un sistema de reloj integrado que gracias a la función de retraso verificable secuencial SHA-256 (VDF) permite agilizar el proceso.
Esta particularidad del ecosistema llegó a despertar el interés de importantes actores del mundo cripto. Incluso, del señalado Sam Bankman – Fried, el exCEo de la fallida bolsa de criptomonedas FTX y quien será recordado como el responsable de una de los mayores fraudes del mercado en toda su historia. De Warren Buffet de las cripto a el gran villano del ecosistema en cuestión de semanas.
Es así, como la caída de FTX ha sido un golpe crítico para Solana y su confiabilidad. La moneda está bajo el juicio de la comunidad por su estrecha relación con el manchado imperio de SBF.
Los creadores del ecosistema se encuentran en medio de una batalla por dejar atrás su pasado y alguna relación con el ahora desmejorado intercambio de criptomonedas.
“Todavía estoy tratando de cuadrar lo que percibo de él (SBF) y lo que realmente sucedió”, dijo Yakovenko en una conversación conjunta el 16 de diciembre con su cofundador de Solana, Raj Gokal. “Simplemente se siente realmente, realmente discordante”.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email