Las ‘red flags’ de OmegaPro: motivos que convierten al bróker en una potencial estafa

Expertos y reguladores advierten sobre su propuesta. SoyHodler acuña las señales que pueden evidenciar el peligro de un negocio como OmegaPro
Omega Pro es una plataforma que promete ser un broker o bolsa de intercambio, a través de la cual sus usuarios pueden captar importantes cantidades de dinero. En su propuesta, la compañía promete ser un sistema totalmente confiable y verídico, no obstante, a lo largo de todo el mundo, esta empresa es blanco de varios cuestionamientos y amplios sectores de la comunidad cripto la señalan como un esquema piramidal.
Desde hace más de un mes, OmegaPro, es el centro de una nueva polémica. El supuesto bróker, asegura ser víctima de un ataque informático masivo y constante, lo que ha impedido a sus miles de usuarios realizar algún retiro de su dinero o realizar alguna transacción o movimiento con sus activos.
Esto ha llevado a que miles de usuarios acudan a las redes sociales a denunciar su situación. Muchos de ellos, ya temen por el destino de su dinero y están a la espera de que este no sea un caso más de una estafa con criptomonedas. En medio de esto, el equipo de OmegaPro, a través de diversos comunicados compartidos en sus redes sociales, informa a su comunidad que los supuestos hackeos no cesan y que el calvario de sus clientes parece no estar próximo a terminar.
Como consecuencia, los usuarios de OmegaPro ya no operaran desde las plataformas propias de la compañía. Al ser víctima de hackeo, el equipo desarrollador del bróker ha optado por trasladar sus usuarios a “una plataforma comercial establecida y segura que está dispuesta, y lista para aceptar una transferencia masiva de clientes”
Es así, como OmegaPro, informó el pasado 29 de diciembre a sus clientes en Colombia que sus cuentas serán trasladadas a una nueva plataforma, identificada como Broker Group LTD, desde la cual, supuestamente, podrán operar con normalidad.

“Hemos transferido todas las cuentas Omega Pro a Broker Group LTD y podrá acceder a su plataforma utilizando el mismo nombre de usuario y contraseña que ha estado utilizando para OmegaPro”

expresó el comunicado de OmegaPro, en donde anunciaba la transferencia de sus usuarios a una nueva plataforma
Este cumulo de sucesos ha traído a la memoria los fantasmas de la estafa, y tienen en vilo a miles de inversionistas que confiaron en las promesas del supuesto broker. Sumado a esto, OmegaPro posee algunas características que generan sospecha, su llamativo modelo de negocio cumple las características de un esquema Ponzi, por lo que representa un peligro para los inversionistas.
SoyHodler, ha acuñado las ‘red flags’ que pueden apuntar a que la plataforma OmegaPro si puede tratarse de un nuevo caso de estafa en el país

Altas regalías, una señal de sospecha

En primera instancia, la plataforma promete unas altas regalías a sus inversores en un corto periodo de tiempo.
El mecanismo que propone la firma es entregar un 10% de ganancias al mes y una ganancia neta de hasta el 300%, en caso de que el usuario decida dejar almacenado su dinero en la plataforma durante los siguientes 16 meses desde el momento en el que realizó su inversión inicial.
Y es que hay que tener en cuenta, que la primera señal de alerta que da la Superfinanciera para desconfiar de un modelo de mercado de este estilo son las grandes cantidades de capital que puede ofrecer un modelo de negocio.
De hecho, anteriormente, el regulador colombiano realizó una campaña para concientizar a los inversores sobre el peligro de estas plataformas a través del eslogan “De eso tan bueno, no dan tanto”, una clara alusión a las sospechosas altas rentabilidades mencionadas anteriormente.
Para Sebastián Toro, experto financiero y fundador de Arena Alfa:

“Las únicas rentabilidades que son fijas son las de renta fija y estas plataformas ofrecen criptos, acciones y forex, y no existen rentabilidades fijas en ese tipo de activos, son variables. Además, los retornos que ofrecen son absurdos: ningún producto financiero ofrece rentabilidades de 1% diario o de doblar la plata en un año”

Sumado a Toro, Javier Bastardo, popular Bitcoiner de Latinoamérica advierte que las altas ganancias son una señal de sospecha. El experto puntualiza que esta puede ser una “red flag” para prender todas las alarmas.
“Otro elemento clave son las promesas de ganancia insostenibles en el tiempo. La gente llega al mundo cripto buscando dinero, y la realidad es que ningún mercado puede ofrecer ganancias exacerbadas por mucho tiempo. Entonces, si te ofrecen 100%, 80%, inclusive 30% tienes que tener cuidado porque no es posible.”, expresó Javier Bastardo hace unos meses a través del programa de Alianza Blockchain “Estafas cripto ¿Cómo evitarlas?”

Nota relacionada: OmegaPro insiste en haber sido hackeada y anuncia transferencia de sus cuentas a otra plataforma

Un esquema piramidal

Otra característica a tener en cuenta para considerar que OmegaPro es un esquema piramidal. Entre los beneficios de su propuesta, la plataforma ofrece a sus promotores un 7% de ganancia por atraer nuevos participantes del modelo de negocio.
Hay que tener presente, que el actuar de esta supuesta red de mercadeo, es muy similar al funcionamiento de las pirámides o esquemas ponzi, donde para captar dinero y conseguir ganancias se propone el sistema de atraer gente para escalar supuestos niveles de membresía.
Según la definición de Guía de Protección de Personas Inversoras de la CNV, un esquema Ponzi funciona cuando una persona recoge el dinero de los inversores para pagar las supuestas ganancias de las primeras personas que ingresaron en la pirámide.
“Si te dicen que el negocio requiere que tu traigas a tres personas, y que esas personas traigan cada una a tres más para poder participar es el primer signo de alarma” , dice Javier Bastardo, de Satoshi Venezuela.

No hay dirección registrada

Además, Omega Pro no tiene ninguna dirección registrada en el país, ni una oficina central de operaciones en el territorio, lo que despierta todo tipo de sospechas alrededor de la firma.
La dirección que registra la plataforma en las Islas Vírgenes y Las Granadinas no tiene vínculo alguno con Omega Pro, por lo que no se conoce la ubicación de la supuesta oficina central de la compañía.
José Camilo Torres Duque, director de control del ejercicio ilegal de la actividad financiera, explicó en una entrevista en el programa Séptimo Día que en nuestro país “hay una norma muy clara de quienes pueden hacer ciertas actividades, es decir, es una actividad del mercado de valores, necesariamente debe ser realizada a través de personas que haya autorizado la Superintendencia Financiera de Colombia”.
Para que la compañías tenga la autorización de operar en Colombia, Torres, menciona que se deben cumplir una serie de requisitos, entre esos, poseer una oficina de “representación en Colombia o hacer unos contratos de corresponsalía con comisionistas de bolsa de corporaciones financieras”

“En el caso de firmas del exterior, se necesita cumplir unos requisitos ¿Cuáles son estos requisitos?: constituir una oficina de representación en Colombia o hacer unos contratos de corresponsalía con comisionistas de bolsa de corporaciones financieras. De ninguna otra manera se permite que alguien le promocione esas actividades desde el exterior a una persona en Colombia”

José Camilo Torres Duque, director de control del ejercicio ilegal de la actividad financiera.

Omega Pro, un riesgo para los inversionistas

Cabe recordar que OmegaPro, no es una firma legal o autorizada por la Superfinanciera para trabajar en Colombia. Hecho que ha puesto a la compañía bajo la lupa del regulador. Desde hace más de un año, la Super en retiradas ocasiones ha ordenado suspender toda promoción o actividad comercial de la plataforma en el país.
El pasado 29 de diciembre, el regulador ordenó a Chenny Andrea Ramírez Álvarez suspender toda promoción y publicidad a residentes en el país de productos o servicios para el desarrollo de operaciones propias del mercado de valores de la sociedad extranjera OmegaPro.
Según lo dicho por el ente regulador, a través experiencias de vida y mensajes motivacionales en las redes sociales, Ramírez Álvarez promovía los productos de la firma extranjera OmegaPro sin tener las autorizaciones necesarias para ello.
En el comunicado de la Superfinanciera se explica la condición de la plataforma en Colombia al no ser una plataforma regulada por la institución:

“Sobre Omegapro es importante mencionar que es una plataforma electrónica registrada en el extranjero. No cuenta con personería jurídica en Colombia. Adicionalmente, no cuenta con autorización ni vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia ni tiene una oficina de representación o un contrato de corresponsalía suscrito con una sociedad comisionista de bolsa o una corporación financiera, vigiladas por esta Superintendencia, que le permita promover o publicitar sus productos y/o servicios a residentes en el país.”

Al ser una firma no regulada, el riesgo para los inversionistas en caso de que caiga la compañía es alto, puesto que, en tal escenario, sus usuarios no podrán recuperar ni un solo peso de su inversión, así lo estipula la Superintendencia Financiera, por lo que advierte los peligros de operar en plataformas de tal índole.

“Por tratarse de una plataforma que opera a nivel mundial, alojada fuera de la jurisdicción colombiana y de la que se desconoce su domicilio y el nombre de las personas responsables, esta Superfinanciera ha adelantado actuaciones administrativas e impuesto multas contra las personas naturales a quienes se les ha comprobado que realizan actividades de promoción no autorizada de productos o servicios propios del mercado de valores adelantados, en esta oportunidad, a través de la firma Omegapro”

dice la entidad.
En este orden de ideas, no habría una forma para que los usuarios presentaran algún tipo de denuncia si la compañía llegase a desplomarse, o al menos en Colombia.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email