Maricoin: la criptomoneda española creada para la comunidad LGBTIQ+

Maricoin es una criptomoneda con sentido social, ideada hacía la protección y ayuda de la comunidad LGBTIQ+
Las criptomonedas son reconocidas principalmente por su valor monetario, su comportamiento en el mercado y otros aspectos relacionados al tema económico. No obstante, su propuesta de valor va más allá de las cifras y las estadísticas; pues el principio de la tecnología Blockchain la convierte en una herramienta disruptiva e innovadora. 
Precisamente, estas fueron las bondades que identificaron Paco Álvarez y Juan Belmonte, los gestores de Maricoin, un proyecto cripto construido desde el cambio social. 
La descentralización e independencia monetaria que ofrecen las cripto son las bondades que adoptaron los gestores de este proyecto, que identificaron en estas características las herramientas para hacer posible sus ideales.

Nota relacionada: El bar cripto que nació como una ‘Blockchain humana’

En primera instancia, ellos buscaban un símbolo que tuviera el poder de unir a toda una comunidad; segundo, una herramienta emancipadora y tercero, autosuficiente. Partiendo de esto, se construyó Maricoin, un ecosistema monetario en pro de la comunidad LGBTIQ+.
En sus objetivos, estos dos empresarios buscaban constituir un ecosistema monetario escalable, seguro e inclusivo, para una de las poblaciones más discriminada de la comunidad, la LGBTIQ+.
Maricoin busca una economía autosuficiente para la comunidad a través de un ecosistema transversal, ético y cooperativo. 
Con esta criptomoneda pretende también construir un puente para ayudar al colectivo por medio de alianzas, donaciones y servicios financieros descentralizados.

“Un 25% del total de la riqueza de Maricoin va directamente a donaciones a asociaciones LGBTIQ para que puedan seguir con su lucha, para que puedan seguir con sus proyectos, para que puedan surgir con ellos. Luego, la manera de ver que eso tenga una repercusión, que tenga una seriedad, que tenga una perseverancia; ya que, tenemos comercios, tenemos artesanos, tenemos economistas alrededor y artistas, la idea es fomentar que esa moneda se mueva alrededor de la economía real del negocio.”

Explica Juan Belmonte, cofundador y líder del proyecto
Maricoin está proyectado para ser la base de la economía de una comunidad colaborativa. 
En entrevista con SoyHodler, sus creadores hablaron del nacimiento, desarrollo y futuro de esta propuesta con naturaleza transformadora.
Juan Belmonte y Paco Áñvarez, fundadores y creadores de Maricoin

¿En qué consiste la iniciativa?

Juan Belmonte: Maricoin apareció como una broma entre amigos, pero luego nos dimos cuenta, por unas acciones transfóbicas y homofóbicas, que sucedieron en España, que el colectivo necesitaba tener una moneda propia y una economía propia para poder luchar por nuestros derechos, ya que a veces se depende mucho de poder optar a ayudas estatales, pero hay muchísimas asociaciones pequeñas, en sitios pequeños que no disponen de economía suficiente como para poder luchas o poder hacer proyectos a favor de la comunidad. Entonces, a partir de ahí, nos dimos cuenta de que una economía propia a través de una moneda, al igual que una bandera que nos ha unido a nivel mundial, nos podría unir a nivel mundial.
Cuanto más gastan algunos y aprovechen sus Maricoin, más ayudas se envían a los que poco tienen. Entonces ya comenzamos a ver cómo se podía conformar el ecosistema y el cuerpo económico de Maricoin, y ahí llegamos a la conclusión de que un 25% del total de la riqueza de Maricoin va directamente a donaciones a asociaciones LGBTIQ para que puedan seguir con su lucha, para que puedan seguir con sus proyectos. Luego, buscamos la manera de ver que eso tenga una repercusión, que tenga una seriedad, que tenga una perseverancia; ya que, tenemos comercios, artesanos, economistas alrededor y artistas, la idea es fomentar que esa moneda se mueva alrededor de la economía real del negocio.
Entonces, Algorand, que es el Blockchain que nosotros corremos, es muchísimo más barata que cualquier otra, en donde hay unas que cobran 25 euros por transacción con lo cual no vas a pagar una cerveza, porque te sale muchísimo más cara la transacción que la cerveza; pero, en Algorand, con céntimos, es como pagar con una tarjeta de crédito, con lo cual da mucha opción tener esa posibilidad de pagar desde el pan de la panadería chueca, a salir de cena, pagar fiesta, pagarse entre amigos tipo Betun, que es un método de pagos que hay aquí para transferir de número de teléfono al número de teléfono, y hacer todo esto de una manera muy sencilla a través de la captura de un código QR, entre teléfonos y dispositivos, 
Cuánto más se usa Maricoin en los comercios, y los maricoiners utilicen el negocio y paguen con la moneda, más estabilidad, más seguridad y más adopción de la moneda se tiene, más confianza en los mercados. Luego el Blockchain va a tener un sustento mucho más equilibrado a diferencia de otras criptomonedas que son mucho más especulativas porque no pueden transaccionar en un comercio, siempre la está jugando un poco en bolsa, en inversiones, entre otros usos.
En cambio, la nuestra entre más se usa, más confianza crea, más valor puede adquirir. 
Paco Álvarez: Hay que matizar que el 20% de la emisión total de la moneda, de los 10.000 mil millones de Maricoins, está reservado para las asociaciones en Staking. Las asociaciones lo que les fondea son los intereses de ese Staking, que nosotros hemos lanzado. Además de la propia criptomoneda, hemos lanzado el sistema de Staking, que actualmente está generando un API del 6%. De la parte que te comentaba Juan, de ese 25% de la moneda de la ganancia monetaria total, el 20%, es decir, 1 de cada 5 monedas va en Staking y luego el 2% va a financiar proyectos que requieran liquidez inmediata, proyectos de ayuda a la comunidad LGBTIQ que requieran de liquidez; y el 3% a proyectos de visibilidad promovidos por las propias asociaciones.

¿Estos proyectos de visibilidad van enfocados a visibilizar la comunidad?

Paco Álvarez: Sí. Puede ser de un orgullo el más notorio, hasta la ocasión que estuvo Juan Belmonte y nuestra Chief Comunnity officer, Malasia Serrano, en Bogotá, en la Cámara de Comercio LGBT de Bogotá celebrando su décimo aniversario con un evento que a la final da visibilidad a la comunidad. También puede ser en un evento artístico, una exposición de arte LGBT, es decir, eventos de este estilo promovidos por las propias asociaciones, con lo cual, cerramos el círculo. Digamos, el 20% de la oferta monetaria fondeando a la asociación pueda ser autosuficiente y que no dependa de partidos políticos, que le den una subversión en un determinado territorio que en ese sentido es inestable la existencia propia de las asociaciones, especialmente como decía Juan, en pequeñas asociaciones, en entornos rurales, o depender de las cuotas de sus socios para poder fondear, si no que tengan mecanismo para ser autosuficientes y por tanto más fuertes y defender así mejor y ayudar más a la comunidad LBGT.
Vienen de una situación de discriminación, partiendo de eso ¿Creen que las criptomonedas era el puente para construir una economía propia?
Paco Álvarez: No sé si conoces un estudio de US Today, publicado en 2021 en el cual los resultados son increíbles. Muestran que los colectivos o comunidades discriminadas son más del doble de propensos a manejarse en criptomonedas, a pesar de que está solo enfocado en Estados Unidos, esto puede ser para el resto del mundo; y tienen una percepción, hablando tanto del colectivo LGBT, como de los afroamericanos o los hispanos en Estados Unidos. 
El estudio se centra en que las criptomonedas se perciben en las comunidades largamente discriminadas como una solución social. 
La discriminación no es solo social, y la discriminación no es solo legal en determinados ámbitos. Sabes que uno de cada 3 países en el mundo discriminan y penalizan legalmente las relaciones homosexuales y la pueden castigar con la pena de muerte, pero la discriminación no solo se enfoca en esos sitios, en lugares donde la homosexualidad no esta castigada, la forma de amar o a la persona a la que uno ame, también están discriminados socialmente, porque a lo mejor no pueden darse la mano en determinados sitios; pero, también están discriminados financieramente, es decir, tienen menos acceso al mundo financiero, y lo sienten así, sienten que estan discriminados financieramente y por tanto abrazan un sistema financiero descentralizado como el que permite Blockchain, como el que permiten las criptos.
Adicionalmente, hacía referencia Juan de por qué habíamos elegido Algorand. Como sabe, Algorand fue fundada por Silvio Micali, que es como el nobel de las matemáticas, que logró resolver el llamado trilema de la Blockchain, es decir que fuera a la vez segura, escalable y descentralizada; a nosotros nos interesaba una moneda, como te comentaba Juan, escalable, para poder permitir que las transacciones costaran lo que cuestan, es decir 0,10 Algo, ridículo el costo de la transacción, pero que obviamente pudiera ser segura para dotar de seguridad al ecosistema de Maricoin y al mismo tiempo que fuera suficientemente descentralizada. 
Si la cuarta parte de la economía mundial, es decir, si todas las personas que se identifican con las siglas LGBTIQ+, usamos una moneda, por producto bruto sería la cuarta economía más grande del mundo, según Credit Suisse. 
Para poder lograr eso usamos las herramientas que nos ofrece Blockchain, pues es la mejor opción por sus características globales.

Comentan que están construyendo un ecosistema propio, con alianzas y comercios aliados ¿Como se ha construido esto? ¿Qué comercios se han aliado? ¿Qué beneficios tienen las personas que hagan parte del ecosistema?

Juan Belmonte: Mira, nosotros, todas las asociaciones y empresas, ya sean grandes o pequeñas, o un artesano, cualquier empresa o persona que acepta Maricoin como moneda de pago; primero, tiene que firmar un manifiesto para asegurar que no se está aprovechando de la economía del colectivo, sino que, respeta los derechos humanos, lucha por los derechos humanos y fomenta los derechos humanos y la visibilidad del colectivo. 
Aparte, podemos hacer negociaciones en cada uno de los casos de dar descuentos o financiar algún festival, patrocinar una fiesta en concreto y cosas por el estilo, todos entran en el Marimap.
El Marimap es como un Google Maps, entonces, tú abres el Marimap y van a aparecer todo lo que son los negocios, artesanos, con lo cual se le va a dar mucha visibilidad, no solo a los negocios que les va mejor porque están en un centro neurálgico, sino que sobre todo lo que le queremos es dar visibilidad a todos esos negocios que están en esos pueblos pequeños. 
Pretendemos llegar a todas esas personas que no pueden optar por  estar en una guía gay porque no hay ninguna guía gay que los muestre o que no tienen la posibilidad económica de publicitarse en una. 
Esto también permite que quienes usen Maricoins cómo moneda de pago tengan también una visibilidad mundial y publicidad.
Por ejemplo, imagina que yo llego a Bogotá y saltan una serie de alarmas donde diga cuáles son los sitios en donde puedes pagar con Maricoin. Entonces, te sale todo el mapa de Bogotá con los negocios que aceptan la moneda. 
Esta opción permite que se centralice el movimiento y hace más seguro el entorno. 
Para poderme mover no tengo que estar en el Google 40 horas, buscando 40 guías, cada una de una manera, que al final no tienen mucha especificación y no tienen muchos detalles. Con esta herramienta tendremos todo a la mano. 
Aparte de eso también estamos construyendo el metaverso Maricoin, en donde todas las personas están invitadas a tener un avatar en el metaverso y disfrutarlos, si no que también, los negocios van a tener descuento en publicitar en este espacio. 
Todo esto lo estamos incorporando actualmente porque acabamos de nacer, en el orgullo de junio. 
Paco Álvarez: con el proyecto llevamos un año y el proyecto está escalando desde el orgullo, que fue nuestro punto de inflexión. 
Con Maricoin, puedes saber cuando vas a un comercio que sea tolerante, donde no va a encontrar homofóbia o discriminación en ese ámbito y la asociaciones son las beneficiarias y al mismo tiempo las que consiguen canalizar esa ayuda.
Juan Belmonte: No es lo mismo hacer un viaje con tu novio y entrar en un restaurante de carretera, sin saber las miradas que se van devolver o como te van a mirar, o lo que pueda pasar, a decir “mira, esperamos un 1 km o 2 km, porque sabemos que en este sitio vamos a estar a gusto”. Estamos creando eso, estamos creando comunidad.

Están generando también una hoja de ruta segura para la comunidad

Juan Belmonte: Sí. En España también pasa, parece que fuera la panacea, pero en España también puede ocurrir, afortunadamente no muy constante. Pero hay que vivir todavía, desgraciadamente, con esa discriminación cuando salimos a viajar, comer un fin de semana o que pille un AirBNB y que ve dos chicos, dos chichas o una trans y su pareja diga “Ah no, a vosotros no”, cosas que también se han dado en España.
Esa hoja de ruta segura también es una cosas que nos importaba mucho, no solamente por el descuento, sino por estar en casa, estar en confianza.

También sucede que muchas personas de la comunidad no pueden acceder a servicios financieros como crédito o ahorro ¿Esto si lo podrán hacer con Maricoin?

Paco Álvarez Tenemos en el ‘Rout Map’ el Maribank, que es un banco de créditos.
Te iba a comentar que en los países donde se produce esta discriminación financiera, la acogida con Maricoin esta siendo espectacular. Mira, nosotros somos de España, un país muy bancarizado, es decir, el 98% de la población española esta bancarizada y le dan una cuenta corriente. En cambio, Latinoamérica no está tan bancarizada, entonces en Latinoamérica la adopción de Maricoin y en particularmente en Colombia, está siendo espectacular, porque precisamente se percibe más esta discriminación financiera. 
En América Latina es más por aliviar esta discriminación financiera, porque fíjate, mucha gente no tiene una VISA, no tiene una tarjeta de crédito.

Mencionan que han recibido muy buena acogida en estos países de economías emergentes ¿Tienen algún balance o números de estos resultados?

Paco Álvarez: Aproximadamente, el 40% de nuestros usuarios son americanos, de los cuales el 90% son latino y el 10% estadounidenses, y el otro 60% es del resto del mundo, especialmente de España, Europa y Asia. Pero ahora mismo, la acogida es por velocidad de adopción y por entendimiento. 
Por ejemplo, nosotros somos el primer ecosistema que no busca una comunidad, sino que trabaja por una comunidad, nosotros nos estamos dirigiendo a una comunidad que en su mayoría no sabe que es una wallet, no sabe que es un Exchange y no ha oído la palabra Blockchain en su vida, por mucho ha escuchado Bitcoin y cree que es algo especulativo. Entonces estamos construyendo la economía desde cero, en muchos casos teniendo que hacer pedagogía, teniendo que enseñar, y nos hemos llegado a estar más de 1 hora con nuestros maricoiners descargando su wallet, configurando sus Maricoins y usándola. Esto en Latinoamérica es mucho menor, porque particularmente en su país, en Colombia, hay mucho conocimiento de este sistema y muchísima más confianza de lo que la Blockchain pueden aportar a una nación digital, que en este caso es la nación digital de la comunidad.
La MariAPP es el aplicativo que sustenta el el ecosistema de Maricoin

¿Cómo ha sido el proceso de pedagogía? Han tenido que luchar con el estigma

Paco Álvarez: Sí, con el estigma y el desconocimiento. Porque una vez conoces que la oferta es limitada por ejemplo, conoces que el sistema es absolutamente seguro, que está de acuerdo con las regulaciones y Compliance, que con la regulación no hay una ventana para el blanqueo.
Partiendo de esto hemos tenido que construir sistemas sencillos. A Juan le gusta llamar a nuestra wallet, una wallet para madres, es decir, una wallet que pueda entender mi madre o mi abuela de una manera natural, algo que sea sencillo, en donde el pago es absolutamente natural y en donde tus fondos y maricoins van generando valor en la Mariwallet o en el Staking

¿Cómo se pueden adquirir los Maricoins?

Paco Álvarez: pueden adquirirlas de 3 formas distintas; ahora mismo si entran en nuestra página aparece un Pop – Up que dice, “¿quieres adquirir tus Maricoins?”, si le dan adquirir Maricoins se va a otra página web nuestra en donde hemos construido nuestro sistema que es muy usable. Entonces, aquí se identifican, ponen la wallet y pagan con su tarjeta o otro medio de pago y reciben sus Maricoins, hay un límite porque son Maricoins investing y el límite es 10.000 euros en Maricoins, si quieren adquirir más ya serie como investor, que es entrando en contacto con nosotros a través de nuestro correo. La segunda forma, es descargar la Mariwallet desde la página, los QR que verán en los establecimiento o en el Apple Store o en el Google Play; desde la Wallet pueden comprar los maricoins y tenerlos custodiados en su wallet. La tercera, es a través de nuestros launchpad, vamos a hacer una con belovaba, son esas tres formas aparte de la inversión, por cantidades mayores de 10.000 dólares como inversor.
Jesus Belmonte: Lo más sencillo es a través de nuestra página web o bajar la aplicación y en la acplicación. Complica mucho menos la vida
Paco Álvarez: Ahora mismo un Maricoin cuesta 0,027 dólares, más o menos 50 Maricoins es un euro
Juan Belmonte: Cuando estuvimos en la Cámara de Colombia era 117 pesos colombianos.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email