‘Monstruos’, ‘fantasmas’ y ‘brujas’: los hechos que han marcado la tendencia de las criptomonedas este año

Para conmemorar Halloween, al estilo de SoyHodler, hablaremos sobre los hechos y momentos más destacados de la industria de las criptomonedas en 2022.
Este lunes se celebra en gran parte del mundo Halloween, una fecha especial en la que salen a relucir los principales miedos y temores.
En medio de esta conmemoración, SoyHodler presenta algunos momentos que han generado incertidumbre en la industria de las criptomonedas este año a los que hemos clasificado ‘monstruos’, ‘fantasmas’ y ‘brujas’.
Y es que este año ha estado marcado por los temores, pues las pérdidas de Bitcoin alcanzaron cifras récord.
Para final del 2021, el mercado cripto se encontraba en su época más gloriosa. Todas las criptomonedas rompían récords históricos y las compañías de la industria vivían momentos de gran bonanza.
No obstante, en estos momentos Bitcoin, la principal cripto del mercado, se encuentra entre los 20.000USD, lo que representa una caída en su precio del más del 70%, cuando el año pasado, en noviembre, Bitcoin llegó a alcanzar un precio de 69.000 dólares.

Nota relacionada: Se celebran 14 años de libro blanco de Bitcoin, el documento que traería la revolución económica al mundo

Terra, el gran monstruo del año

Este año ha estado marcado por la amargura, también, en medio de toda esta crisis se han dado sucesos trágicos que han afectado no solo al mercado, sino también a miles de personas, que han perdido parte de su capital debido a la caída de importantes compañías del sector.
La primera gran caída del año, el primer gran ‘monstruo’ que marcaría un punto de inflexión para dar inicio realmente a la crisis, sería la caída del ecosistema desarrollado por el surcoreano Do Kwon: Terra. Al momento de su caída, Terra se posicionaba como uno de los ecosistemas cripto de mayor crecimiento en el mundo, en ese momento la red poseía dos criptomonedas nativas; la primera, Terra, que se trataba de una ‘stablecoin’ algorítmica que mantenía una paridad 1:1 con el dólar americano; y la segunda, era LUNA, su criptomoneda hermana, que llegó a tener un valor máximo de más de 100 dólares. En su momento, Terra era la gran innovación del sector, incluso Binance, la bolsa cripto más grande del mundo llegó a invertir en el ecosistema para incentivar su desarrollo.
No obstante, la gran tragedia tocó las puertas de la industria. El algoritmo que sostenía las dos criptomonedas colapso, y en cuestión de días las dos criptomonedas perdieron más del 90% de sus precios. Terra perdió su paridad con el dólar y Luna perdió su precio de forma abrupta. Hasta el momento, esta es recordada como una de las caídas más grandes de la industria, con un aproximado de perdidas acumuladas de más 40.000 millones de dólares.
Miles son los inversionistas que en estos momentos claman por justicia. Muchos apuntan a que Do Kwon, es el principal responsable del suceso. Autoridades de Corea del Sur investigan la relación del empresario con el colapso, inclusive, ya lanzaron una orden de captura contra él y la Interpol emitió una orden de alerta roja, es decir, es buscado en todos los países que hacen parte de la organización internacional.
Esta tragedia no solo trajo consecuencias para el ecosistema, también, generó una desconfianza alrededor de las criptomonedas. Varios fueron los inversores minoristas que tomaron la decisión de vender sus activos para ir a resguardarse en otras inversiones o monedas más fuertes, como el dólar americano.

Fantasmas, la quiebra de múltiples compañías del sector

Con la caída de Terra, se desencadenaron una serie de hechos desafortunados que generalizaron las crisis en todo el mercado. Meses después del suceso mencionado anteriormente, empezaron a colapsar importantes fondos de inversión en criptomonedas. El primer protagonista fue Three Arrows Capital, un fondo de inversión con sede en Singapur que durante el mes de junio empezó a dar las primeras señales de lo que sería su trágico final.
Todo comenzó con una venta masiva de stETH, un tipo de criptomoneda estable que mantiene una paridad 1:1 con Ethereum. De manera dramática, se registraron ventas de la criptomoneda con un valor total de 40 mil millones de dólares. Desde este momento, actores de la industria e inversionistas empezaron a especular que la venta de estos activos era para solventar una serie de deudas que aquejaban a la compañía.
El dilema Three Arrows Capital no solo ha afectado a la compañía. La estrecha relación que el fondo mantenía con múltiples empresas del mercado transmitió como un virus sus síntomas de insolvencia, y diversas compañías se vieron afectadas directamente. Sumado a esto, se implanto un espectro de pánico y desconfianza en el mercado.
3AC, era un fondo que también prestaba servicios de tesoreria a empresas cripto, por lo que su caída arrastro a múltiples compañías.
El primer gran afectado fue Celsius Network, desde el 13 de julio, el fondo de cobertura se declaró en bancarrota para acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. Según información de CNBC.

«Estoy seguro de que cuando miremos atrás en la historia de Celsius, veremos esto como un momento decisivo, en el que actuar con determinación y confianza sirvió a la comunidad y fortaleció el futuro de la empresa»

escribió Alex Mashinsky, cofundador y consejero delegado de Celsius, al momento de declarar a la compañía en quiebra.
La caída de Celsius fue de grandes proporciones, en su momento cúspide, la compañía era uno de los prestamistas cripto más grandes del mercado con más de 100.000 acreedores, entre clientes y otras instituciones financieras cripto y con más 8.000 millones de dólares en préstamos a clientes, y casi 12.000 millones de dólares en activos. Bajo gestión hasta mayo, Celsius dijo que tenía 1,7 millones de clientes en junio y que competía con sus cuentas que devengan intereses y rendimientos de hasta el 17%.
En compañía de Celsius, tambien vinieron la caída de fondos como Voyager Digital, que tambien se vio obligado a declararse en bancarrota para acogerse a la ley de quiebras de los Estados Unidos para dar inicio a un proceso de reestructuración.
Voyager se declaró como otra víctima de la caída de 3AC al informar que parte de sus fondos se encontraban bajo la gestión de 3AC y que estos no habían sido pagados por la empresa. Voyager especificó que 3AC tenía bajo su gestión 15.250 BTC, que equivale a unos 308.319.989,65 millones de dólares, y 350 millones de la ‘stablecoin’ USDC.
Además, otros fantasmas que acompañaron a estas estrepitosas caídas, fue el recorte de personal que realizaron compañías como Coinbase, que argumento que por las condiciones “extremas del mercado” se vio obligada a recortar el 18% de su personal, lo que equivalía en ese momento a unos 1.100 empleados.

Nota relacionada: 537 locales de centro comercial en San Victorino aceptarán Bitcoin y Criptomonedas

«Hoy estoy tomando la difícil decisión de reducir el tamaño de nuestro equipo en aproximadamente un 18 %, para asegurarnos de que nos mantenemos sanos durante esta recesión económica»

dijo el director ejecutivo de la compañía, Brian Armstrong, en un comunicado.
De igual forma le sucedió a BlockFi. La firma de criptomonedas despidió el 20% de su personal durante el mes de junio. La compañía aseguro que fue impactada “por el dramático cambio en las condiciones macroeconómicas en todo el mundo.»

Brujas: las condiciones macroeconómicas que afectaron al sector

Por último, existen unas brujas que estuvieron atormentando al mercado durante todo el año. Se trata de las condiciones macroeconomías y geopolíticas, que generó un sentimiento de incertidumbre y temor en la economía global, incluyendo a la industria de las criptomonedas.
El primer suceso que desestabilizo la balanza de la economía global fue la guerra entre Rusia y Ucrania. Este conflicto bélico ocasiono una descomposición del comercio mundial. Dada la importancia de estas dos naciones, fueron varias las materias primas que encarecieron, desencadenando una subida de precios en un gran número de productos.
También, esta guerra ocasiono que se instauraran una serie de sanciones en contra de los rusos por parte de la OTAN, Estados Unidos y países de la Unión Europea. Se detuvo el comercio a gigante euroasiático y Rusia también corto el suministro de gas y energético a los países europeos, lo que ha llevado al continente a estar envuelto en una crisis energética.
Sumado a estos factores, el mundo se encuentra sufriendo las consecuencias de las decisiones tomadas durante la pandemia. La inflación aqueja a la economía global y las economías emergentes como de los pases latinoamericanos viven una fuerte desaceleración de sus economías.
De igual forma, las monedas de la región siguen devaluándose frente al dólar americano, ya que la mayoría de inversores ahora se resguardan en una moneda más fuerte como lo es la estadounidense. Un ejemplo de esto, durante el 2022, se estima que el peso colombiano se ha devaluado en más de 700 pesos frente al dólar, la moneda, ha registrado máximos históricos en el país casi tocar la línea de los 5000 pesos por dólar.
De igual forma ha sucedido con la cripto, ya que por las condiciones inciertas muchos inversionistas han tomado la decisión de vender sus criptomonedas.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email