Retos, oportunidades y expectativas sobre la implementación de pagos con criptomonedas en San Victorino

Alejandro Beltrán, Country Manager de BUDA en Colombia, contó cómo fue el proceso de implementación de las criptomonedas en el centro comercial Visto, en Bogotá.
En el arranque de la temporada navideña, el Centro Comercial Visto -ubicado en la tradicional zona comercial de San Victorino, en el centro de Bogotá-, trae uno de los proyectos más disruptivos e innovadores para el comercio informal más conservador del país. Desde el pasado 04 de noviembre, en los 537 locales del centro comercial se integró el pago con criptomonedas.
Esto quiere decir, que, desde ese momento, toda persona que esté interesada en realizar sus compras navideñas podrá acceder a través de cripto a los productos de las marcas de moda nacional más importantes.
Para llegar a este logro el camino fue largo. El equipo del centro comercial, con el apoyo de BUDA.COM, la Cámara de Comercio de Bogotá y otros aliados estratégicos del sector cripto y tecnológico, tomaron la batuta para llevar a cabo un nutrido proceso de capacitación a los comerciantes de la zona, con el fin de generar un acercamiento óptimo e íntegro a estas novedosas tecnologías que aún son desconocidas por muchos.
Como pilar fundamental para este proceso educativo se ha constituido BUDA. El Exchange de origen chileno ha sido el actor principal que ha llevado los conocimientos más fundamentales para que los comerciantes puedan operar con criptomonedas. En su plan educativo, BUDA ha instruido a los comerciantes en conceptos básicos, aspectos legales, casos de uso y ejercicios prácticos usando criptomonedas.
Para Alejandro Beltrán, Country Manager de Buda.com en Colombia, este “ha sido un desafío grande”, porque es complejo llevar pagos de este estilo y más aun con el estigma que existe alrededor de las criptomonedas a un grupo que posee un “arraigo cultural del uso de efectivo”.

Nota relacionada: Binance y FTX se enfrentan por rumores de bancarrota de Alameda: esta es la historia de la lucha entre los dos gigantes

No obstante Beltrán dice que esta es la oportunidad que “pone a prueba la capacidad y la infraestructura de Buda.com para desarrollar un caso real de las criptomonedas como medio de pago que se lleve a cabo con total éxito”.
Beltrán contó en exclusiva a SoyHodler cómo fue el proceso de enseñanza a los comerciantes del centro comercial Visto y los logros, retos y obstáculos que se dieron en el camino:

¿De dónde surge la idea de llevar las criptomonedas a los comerciantes de San Victorino?

Esta iniciativa se gestó desde la Cámara de Comercio de Bogotá y líderes del comercio de San Victorino y centros comerciales de la zona. Estos últimos manifestaron su interés de aceptar bitcoins como medio de pago, ya que varios ciudadanos y extranjeros que llegan a los lugares de compra preguntan por esta alternativa de pago.
En línea con el interés de los comerciantes, desde Buda.com asumimos el reto de llevar las criptomonedas, principalmente Bitcoin, al sector de comercio mayorista y minorista más grande del país. Iniciamos con un proceso educativo basado en cuatro verticales:
  • Conceptos básicos
  • Aspectos legales
  • Casos de uso
  • Ejercicios prácticos usando criptomonedas
Una vez finalizadas las capacitaciones, desarrollamos los primeros pilotos para el uso aplicado en varios comercios.

¿Qué oportunidades pueden traer para el sector informal la integración de esta nueva economía digital?

San Victorino concentra más del 40% del volumen del comercio nacional. Esto tiene una oportunidad enorme en términos de negocios y transaccionalidad, pero también pone a prueba la capacidad y la infraestructura de Buda.com para desarrollar un caso real de las criptomonedas como medio de pago que se lleve a cabo con total éxito.
Para el caso de los comercios, es claro que la oportunidad está en la escalabilidad de sus productos a nivel internacional y permitir canales transaccionales ágiles y eficientes que hoy no encuentran en el sistema financiero local. Las transacciones internacionales suelen ser lentas, costosas y poco eficientes. Con las criptomonedas, los comercios podrán ofrecer sus productos desde cualquier canal y podrán enfocarse en los procesos logísticos y no financieros, sobre todo, en aquellos comercios que no están digitalizados ni incluidos en el sector financiero de forma real.

¿Cómo ha sido el proceso de enseñanza a comerciantes de un sector tan tradicional como lo es el de San Victorino? ¿Qué metodologías han tenido que usar para enseñar a esta población?

Ha sido un desafío grande, más aún desde el arraigo cultural del uso de efectivo y alfabetización digital. La gran mayoría de comercios solo aceptan efectivo como medio de pago y algunos usan aplicaciones de pagos digitales, más, sin embargo, no están bancarizados. Aquí existe un reto enorme, no solo de entendimiento y uso práctico de tecnologías como Bitcoin, también hay un reto en la transformación cultural en el uso de efectivo, en la interacción entre los mismos comercios y en la sustitución y adición de alternativas de pago. Además de esto, ha sido importante resaltar la voluntad de los comercios para socializar sus negocios y de abrir espacios que les permitan formalizar de forma integral sus comercios. Todavía hay un largo camino por recorrer, sobre todo en la cotidianidad del uso de Bitcoin. Lo importante es que ya empezamos pilotos con varios comercios y la receptividad ha sido amplia y constante.

Este es un proyecto que también busca contribuir al desarrollo de la inteligencia financiera en los comerciantes ¿Cómo ha sido la evolución de los comerciantes durante el proceso?

Los comerciantes generalmente tienen una agilidad mental con los números y son prácticos al momento de negociar sus productos y administrar sus finanzas. Son analíticos y pragmáticos, así que, una vez validaron que la tecnología existe, no solo está asociada a inversión, es legal, hay aspectos normativos que respaldan su funcionamiento tributario y operativo y la volatilidad se puede mitigar durante los procesos de pago, lograron avanzar hacia el enfoque práctico y real.
Son más de 500 comercios que han mostrado interés por esta iniciativa y el proceso es extenso. El objetivo inicial de educación ya se cumplió y queremos avanzar hacia las fases de desarrollo y uso de la plataforma y de la wallet en materia de aceptación de pagos.

Nota relacionada: Ualá, la fintech argentina lanza función para operar con criptomonedas y este servicio podría llegar pronto a Colombia

¿Qué oportunidades han identificado los comerciantes en las criptomonedas?

La iniciativa parte precisamente por comerciantes de otras regiones, extranjeros y clientes en general que han ofrecido el pago con criptomonedas en el sector de San Victorino. Esto generó mucha curiosidad en el sector y el Centro Comercial Visto tomó la iniciativa de abrir este proyecto que les ha permitido a los comerciantes ampliar sus métodos de pago y escalar su producto a nivel internacional, ya que muchos de ellos no cuentan con herramientas tecnológicas ni servicios financieros que escalen a nivel internacional.

¿Qué es lo más retador de este proyecto? ¿Y qué lo más satisfactorio?

Uno de los retos más interesantes es el entendimiento del entorno y la relación económica entre los agentes del comercio en el sector. La idea es que ellos no se adapten a la tecnología, sino la tecnología a sus necesidades, por lo que el reto es mayor para socializar, caracterizar y lograr ejecutarlo desde la práctica.
Lo más satisfactorio es la receptividad con la que acogieron los procesos pedagógicos, el relacionamiento con cada uno de los comerciantes y la identificación de necesidades para que las criptomonedas no solo se conviertan en medios, sino también en fines estratégicos de los negocios para adaptarse a las tendencias futuras. Los comercios ya lo entienden y están abiertos a los cambios.

Es un año complicado para las criptomonedas, con un bajón en los precios del mercado ¿Cómo han lidiado con este presente? ¿Los comerciantes se han sentido intimidados por esta realidad?

El precio siempre ha sido un elemento fundamental en la aversión de los comercios a la aceptación de pagos en criptomonedas. No obstante, a través de los procesos de capacitación y del uso aplicado de wallets y sistemas de intercambio de Buda.com, identificaron que el riesgo del precio se puede mitigar fácilmente por medio de la conversión automática en pesos colombianos. Eso les dio una confianza plena de avanzar en el piloto y desmitificar algunos aspectos de la tecnología, más allá de la inversión y la especulación.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email