Royal Green, la estafa cripto en la que cayó todo un pueblo

El 70% de los habitantes de Aguachica (Cesar) creyeron en las promesas de Giovanny Ojeda, un supuesto experto en criptomonedas.
Aguachica (Cesar) vivió un Boom de criptomonedas, del cual muchos aún sienten los rezagos. Los habitantes de este pueblo, que no son más de 100.000, se dejaron fascinar por las promesas de Giovanny Andrés Ojeda, un supuesto experto, que como un mesías esperanzó a toda la comunidad mediante un falso jugoso negocio de criptomonedas.
Ojeda se vendió como el CEO de una importante multinacional de inversión en criptomonedas llamada Royal Green.
De manera exponencial, gracias a lo que se decía en las calles de Aguachica, Royal Green creció a una velocidad inusual. Según lo dicho por uno de los asistentes de Ojeda, se estima que el 70% de pueblo invirtió en la compañía. Desde las clases más populares a las más acaudalas cayeron en sus mentiras.

Nota relacionada: “La angustiante espera” de los inversionistas de Taurex, la academia que enseñaba trading con criptomonedas

Se estima que la estafa ascendiente a los 10 mil millones de pesos.

El negocio Perfecto

Giovanny Álvarez llegó con la imagen de un joven emprendedor, que no buscaba más que ofrecer un negocio tentador, mediante un sistema que muy pocos conocían: las criptomonedas.
Convenció a las personas que mediante este modelo generarían ganancias del 80% en base a su inversión. Ejemplo, Ojeda explicó que “por cada 10.000 pesos invertidos, se ganarían 8.000 pesos en mes y medio”.
Ojeda aseguró que estas ganancias se sustentaban gracias al creciente precio de las criptomonedas.
A través de sus enredos y usando la confianza que transmitía ya que se trataba en un joven más del pueblo, Ojeda tocó las puertas de la vida de Ever Villegas Pérez, Anderson Ramírez, Yurani Reyes y Virgelina Núñez, personas que vieron en el negocio de Ojeda su oportunidad “para sobresalir económicamente”, como puntualiza Anderson Ramírez, quien conoció el negocio gracias a que Ojeda fue un amigo de su infancia.

“Fue un amigo mío de infancia. Nos buscó, y nos dijo que tenía un negocio de inversión que daba un 80% de ganancia”

afirma Anderson Ramírez.
A Virgelina Núñez, una humilde ama de casa, Royal Green le quedó retumbando en la cabeza, luego de que su hermana le comento la idea.

“A mi me involucran por medio de una hermana. Ella me dijo que tenía un amigo que le había propuesto invertir plata, que uno le invertía y al tiempo, a los meses, le iba a dar dando ganancia”.

Virgelina, en compañía de sus hijos, tomó el riesgo de sacar un préstamo de 60 millones de pesos y los invirtió en Royal Green.

El gran engaño

Sin embargo, por desgracia, Yurani, Ever, Anderson y Virgelina, no verían las ganancias de su inversión. El negocio no genero ninguna regalía y solo ha significado dolores de cabeza para la vida de estas personas
Han pasado meses y estas personas ya perdieron la esperanzan de ver en algún momento, la plata que se invirtió.

“Yo nunca vi la plata en enero, ni en febrero, marzo, ni abril. Mira la fecha en que estamos, ya yo dije que esa plata se perdió”

cuenta Yurani Reyes, victima de Royal Green, que invirtió 5 millones en el “proyecto”.
A base de mentiras, Ojeda ha evadido su responsabilidad, sin dar respuesta concreta que lo que pasó con el dinero.

“Él empezó con cuentos de la otra semana le pagamos, después que en 5 días ya se le hace la consignación, y no, hasta el sol de hoy no se ha visto, ni dinero, ni ganancias, nada de nada”,

aseguró Ever Villegas, quien invirtió 25 millones de pesos.

Una herida profunda

Más allá del dinero, a estas personas, el engaño de Ojeda les fragmentó su bienestar, dejando heridas profundas, no solo en su economía si no en que su salud mental.

“Es duro, es duro, uno con el esfuerzo de salir adelante y de progresar”

Virgelina Núñez.

“Nosotros psicológicamente estamos afectados de estar pendiente de que nos van a dar la plata. Adquirimos una obligación que sinceramente estamos pagando con las uñas, porque no es que teníamos dinero de sobra” (…) “Nos ha tocado sacrificar muchas cosas”

cuenta Anderson Ramírez
Anderson, en compañía de su esposa, adquirió un prestamos de 15 millones para invertirlos en Royal Green.

Nota relacionada: Hablan víctimas de MyDaily Cop: Así ha sido su pesadilla

Por desgracia, actualmente Ojeda sigue libre, atrayendo a más a personas a su “estafa” sin recibir ninguna consecuencia. Hasta el momento, La Fiscalía no ha adelantado ningún proceso legal en contra de este supuesto “emprendedor”.
Con impotencia, ira y tristeza Anderson entrega la justicia al karma y asegura que “La maldad se paga, tarde o temprano se paga”.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email