El bar cripto que nació como una ‘Blockchain humana’

Se llama Bitcoin Embassy Bar y fue fundado por LoreBitcoin, quien habló con SoyHodler sobre este concepto. La creadora de contenido también nos contó su historia, luchas y visiones en torno al mundo de las criptomonedas.
Para Lorena Ortiz, más conocida como LoreBitcoin, Bitcoin es una herramienta liberadora. 
Esta creadora de contenido y embajadora cripto de la región, identifica en el criptoactivo  cualidades revolucionarias y disruptivas, que la hacen una herramienta de cambio social. Manifiesta que más allá de poseer un significado monetario, Bitcoin es un instrumento que brinda libertad a las personas.
Gran parte de esta perspectiva nació gracias a la importancia que la influencer le presta a la comunión. Ella reconoce lo vital que es construir alrededor de la comunidad lazos y conexiones, como si se tratara de una “Blockchain humana”, una gran red. Un lugar donde cabemos todos.

“Conozco la importancia de la comunidad, de crear lazos y redes entre los individuos. Eso fue lo que me motivó realmente a abrir el bar”.

Lorena Ortiz o LoreBitcoin
En base a esta idea, la influencer reconoció que en Ciudad de México existía una escasez de estos valores en la comunidad Bitcoin y entonces, bajo esta premisa, le dio vida a Bitcoin Embassy Bar, su gran proyecto y un espacio que según la creadora es un punto de encuentro “en el cual la gente puede acudir de forma presencial para poder crear lazos con la comunidad”.
Con el pasar del tiempo, la hospitalidad y calor de este lugar lo convirtieron también en un refugio para las víctimas por estafa con criptomonedas, que encontraron en Bitcoin Embassy Bar su lugar seguro, donde recibían el apoyo y guía de una sólida comunidad.

Nota relacionada: La suplantación de identidad, una pesadilla que aflige a los criptoinfluencers

Y así fue como también LoreBitcoin se convirtió en bandera en la lucha contra las estafas realizadas mediante criptomonedas en la región, un mal que aqueja a los inversores y las criptomonedas en general.
En medio de su agitada realidad, Lorena Ortiz habló con SoyHodler.

¿Cómo fue esa primera vez que te enteraste que te estaban suplantando? ¿Qué sentimientos generó?

Yo tengo un bar. Es un bar llamado Bitcoin Embassy Bar, que surge con esa idea de promover la educación y también para prevenir estafas, entonces, vi varios casos de estafas, no relacionadas conmigo. Desde que se creó Bitcoin Embassy Bar llegaron algunas víctimas de estafa y en ese momento fue cuando me di cuenta de la gravedad del asunto. Posteriormente en el año 2020, cuando tuvimos que cerrar el bar de forma parcial por la pandemia y no podíamos hacer reuniones, entonces fue ahí cuando yo empecé a crear contenido. Para ese momento yo ya estaba muy enterada de la cuestión de estafas. Realizó generalmente algunas campañas para promover la educación al respecto y doy conferencias sobre el tema. La primera vez se da cuando yo empecé a ganar un poco más de popularidad en redes sociales, la primera vez fue en Facebook. Crearon un perfil falso y las primeras personas que empezaron a decirme de la situación eran conocidos, no del mundo cripto, sino gente que ya conocía desde antes, que por alguna razón ya las tenía atadas a mi Facebook. Entonces, esta es la razón por la que decido borrar mi Facebook personal, para que mis familiares y amigos tampoco estuvieran tan expuestos a esta situación.
Entonces creó perfiles con el nombre @LoreBitcoin, un nombre sencillo para que justamente fueran fáciles de recordar. Sin embargo, tú sabes que los ‘scammers’ son muy listillos y pueden cambiar una o por un 0 o ponerle doble ii, es muy común esa modalidad.
Las primeras personas que empezaron a llegar con este tipo de denuncias no estaban tan metidas en el medio si no que eran más que nada conocidos, ya posteriormente, la comunidad comenzó a presentarme reportes.

Nota relacionada: Suplantación de identidad a influencers cripto, una práctica de escala internacional

¿Cómo llegó el bar a convertirse en un espacio para denuncia de estafas con cripto?

Lo que pasa es que el bar al ser un lugar público y abierto, como cualquier restaurante, muchos estafadores empezaron a citar víctimas en el bar. Nosotros nos empezamos a dar cuenta de esto y yo no tenía mucha experiencia en este tipo de situaciones, parte de mi comunidad fue la que empezó a alertar. Al principio yo no sabía cómo afrontar este tipo de situaciones, pero actualmente si nos percatamos de que hay una situación de este tipo, mi indicación es cerrar la cuenta del comensal, darle su cuenta y pedirle que se retire. Ya hemos corrido varias personas.

¿Es decir que en el mismo espacio se encontraban estafador y victima?

Si, lo que pasa es que aquí en México tenemos una cultura de confiar más cuando haces algún negocio cara a cara, creo que en Latinoamérica se establece más este tipo de cuestiones sociales. Entonces, eso era lo que hacían, iban y cerraban los tratos en el lugar. A partir de que yo me doy de cuenta de esto, en el bar están pegados varios carteles que alertan este tipo de estafas. Pusimos varios que donde dice que se reservan el derecho de admisión, no por discriminar alguna persona por su preferencia sexual, religiosa, ni nada, sino más bien por este tipo de individuos que están estafando gente. 
Posteriormente me hice influencer a partir del cierre del bar, de hecho, yo jamás quise ser influencer como tal. Yo me pongo a compartir información en redes, buscando continuar con la labor del bar.

¿En primera instancia, qué te motivó a abrir el bar?

Yo conozco Bitcoin en 2017, gracias al que es mi socio en Embassy Bar, David Noriega. Él es un Bitcoiner con muchos años de experiencia. Empezó en Bitcoin en 2011. Cuando yo conozco Bitcoin a partir de lo que él me platica, empiezo a reconocer que Bitcoin es una ideología más libertaria. En ese entonces me llamó mucho la atención Bitcoin como una herramienta de cambio social, revolucionaria. Yo estudié psicología social y conozco la importancia de la comunidad, de crear lazos y redes, entre los individuos, eso fue lo que me motivó realmente a abrir el bar, o sea, tener un espacio en el cuál la gente pudiera acudir de forma presencial a poder crear estos lazos y también de encontrar información adecuada sobre el tema, porque en redes sociales se promueve mucho Bitcoin como una forma de hacer dinero rápido, pero yo creo que el enfoque adecuado de Bitcoin es más que nada una cuestión de libertad y soberanía de las personas y si tú abordas Bitcoin de este punto de vista, pues ya estás del otro lado.  

¿Qué otras estafas con cripto has podido identificar durante estos años?

Generalmente, las que son presenciales son más que nada de negocios piramidales. Son modelos de negocio donde le piden a la otra persona que sume más y más gente, entonces yo creo que esta es la más común, por lo menos aquí en México, es en la que yo he visto más personas caer. Después, tal vez, en segundo lugar, estaría la suplantación de identidad, después de este, creería que están los sitios falsos de inversión, Exchanges o páginas falsas donde tu compra Bitcoin, pero realmente te están robando tu dinero y probablemente, en último lugar estarían los Giveaways, de personas relevantes del espacio. En esta práctica les piden que manden una transacción de cierta cantidad de dinero para devolverles el doble o el triple de dinero que ellos invierten.

¿Qué medidas podrían tomar las plataformas para reducir este tipo de situaciones?

Desde las plataformas, que se tenga más capacidad de personal para verificar por medio de un humano, porque es difícil tal vez con el sistema automático que tienen, discernir este tipo de cosas y también que sea mucho más sencilla la verificación de los usuarios para redes.
Por ejemplo, en Twitter, cambiaron sus condiciones para verificarse hace como dos años aproximadamente y ahora te piden un mayor número de ‘followers’, te piden muchas más cosas. Entonces perfiles como el mío no pueden ser verificados, porque te piden 100.000 ‘followers’ en vez de 40.000. Entonces justamente como yo no me dedico solamente a crear contenido, sino que tengo negocios, o sea, no me dedico 100% a la creación de contenido, para mí es difícil obviamente lograr ese número de ‘followers’, porque no estoy 100% enfocada a la creación de contenido. Entonces, si se cambiaran un poco las políticas y hubiera otra forma de verificarse, sería mucho más sencillo poder luchar contra este tipo de ‘scammers’. 

Al ser esta una de tus banderas o representaciones ¿Cuáles han sido tus esfuerzos para contrarrestar esta situación?

Bueno, mi labor ha sido transmitir información sobre lo que sucede, de denunciar este tipo de cosas. Por ejemplo, en Instagram tengo una foto colgada que dice “Yo nunca te voy a pedir que invierta o te voy a pedir dinero”. Esas son las acciones que he podido tomar al respecto, también creando el LoreArmy (su canal de Telegram), que ha ayudado muchísima, porque hay personas que me buscan en Telegram, pero mi foto de perfil no está habilitada para ser vista si no te tengo guardado en contactos, esto para evitar que me envíen muchos mensajes. En cambio, en LoreArmy es más fácil de identificar y ha habido personas que llegan preguntando a mi canal antes de invertir en alguna estafa y entonces entre todo el grupo se ayudan, se informan y dicen “no, cuidado, es un Scam, denúncialo”. Creo que estas acciones son las que hemos podido tomar desde la comunidad y desde mi perfil. No creo que sea posible hacer más cosas, aunque también he dado varias conferencias sobre estafas, foros abiertos en LaBitcoinF, Blockchain Summit Latam. Entonces cuando tengo oportunidad de hablar sobre el tema siempre tengo que hacer conciencia de que cualquier persona que te este ofreciendo un negocio bastantico, donde te ofrece ganancias increíbles hay que usar un poco el sentido común y pensar “por qué esta persona, que se ve ocupada me va a mandar un mensaje a mí”. Imagínate el tiempo que ocuparía para mi estar mandando un mensaje a cada persona si realmente yo estuviera vendiendo algo así. Entonces este tipo de situaciones se pueden prevenir justamente haciendo conciencia sobre los tipos de alertas que se deben tomar en cuenta.

¿Tú crees que los influencers tienen algún tipo de responsabilidad dentro de esta cadena?

Es difícil, sabes, porque uno acude a las plataformas de denuncia y no hacen caso, uno acude a los canales de denuncia y no hacen caso. Uno grita a los cuatro vientos “oye, hay gente estafando” y la gente hace caso omiso, entonces, siento yo, que de lo que intentamos hacer los influencers respecto a este tema, pues es lo que podemos hacer. Obviamente hay influencers que se prestan más su tipo de perfil para esto, porque hablan mucho de inversiones o hablan de la cripto que más está haciendo dinero. Entonces obviamente el tipo de inversores que ellos tienen están buscando dinero, en mi caso, por ejemplo, nunca habló de inversiones, yo solo comparto contenido educativo sobre Bitcoin. Sin embargo, a pesar de que yo tengo este perfil, la gente sigue cayendo en este tipo de situaciones, entonces, no creo que sea responsabilidad de nosotros tal cual, si tomamos acciones desde nuestra posición.

¿Cuál fue el peor caso que has podido vivir?

 Una vez llegó una persona al Embassy Bar que perdió 20mil dólares, no fue directamente con mi nombre, si no que lo más triste es que fue un familiar suyo. Yo no estaba presente, pero me habló mi gerente porque la persona estaba un poco alterada, por la situación y me dice mi gerente “Lore, oye, aquí hay una persona que esta llorando, no sé si puedas hablar con esta persona porque está buscando orientación, está buscando ayuda”. Entonces yo hablé con esta persona por teléfono y me contó que un familiar suyo, su primo, que vive en Estados Unidos le había dicho que invirtiera en Bitcoin, que él había encontrado la forma de hackear Bitcoin y que con él iba a hacer el triple de lo que invirtiera. Entonces, esta persona le envía el dinero, 20.000 dólares, los ahorros de su vida y pues su primo se estaba haciendo el loco, la víctima le decía “dónde está mi dinero, dónde está mi dinero” y nada, al final lo bloqueo, un caso de verdad horrible. Yo, desde lo que pude lo consolé, le expliqué porque no era posible el escenario que le platicaba, el modelo de negocio que le había propuesto el primo. Le dije que Bitcoin no estaba hecho para este tipo de situaciones, sin embargo, el hecho de desconocer cómo funciona Bitcoin muchas veces nos vuelve vulnerables ante esto. Lo invité incluso al bar, le dije “oye, tenemos pláticas para que te informes de la situación, por favor regresa y si quieres algún día nos echamos un café o lo que sea”, sin embargo, ya no volví a saber de esta persona. Desafortunadamente las estafas con Bitcoin y cripto alejan muchas veces a las personas porque piensan que así es la situación. Este es el peor caso. 
También, cuando son estafas piramidales, generalmente son personas de la familia quienes los llevan a estas estafas. Porque qué persona tienes más cercana que tu mamá, tu abuelo o tu tío, entonces en estas estafas piramidales generalmente también son los mismos familiares. 
Además, las estafas como las que yo he visto, no solamente destruyen la salud financiera de las personas, sino también sus relaciones personales.

¿Para las víctimas este bar se convirtió como en un centro de apoyo?

Si, hay gente que ha llegado al bar que ha pasado por varias estafas y ha encontrado una comunidad que los apoya, los informa, un lugar donde entienden como funciona Bitcoin y pues a partir del conocimiento y la educación entienden que lo que sucedió no es porque Bitcoin sea algo malo, si no que la persona que los engaño pues es la que obro mal. Definitivamente hemos conocido varias personas en el bar que estuvieron en alguna estafa y que ahora son parte de la comunidad, van regularmente, participan y comparten sus experiencias también.
Comunidad Hodler
Últimas noticias
¿Eres escritor y te apasiona el mundo de las criptomonedas? Envíanos tu curriculum y una muestra de tu trabajo.
Comparte este post
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Twitter
Email